Qué mejor idea para el autor de un blog, que «arreglarlo» para «disrazarlo» y convertirlo en el mismísimo rey de la red: Google.

Es lo que ha hecho Carlos Caceido con su bitácora. Pasen y vean, porque realmente merece la pena.

Vía | Meneame