Sevilla ha sido tomada por los bloggers y ya no hay vuelta atrás. La fiesta ha comenzado.

Por mi parte iré difundiendo todo cuanto pueda sobre todo a través de mi canal en Twitter, pero también en mi cuenta de Flickr, YouTube y por supuesto a través este mismo blog.