Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

El emprendedor en internet

Hoy he leído un post en el blog de Eneko Knörr (CEO de Hostalia) con el que me he sentido en parte identificado:

El emprendedor, sobre todo cuando está empezando, no hace una vida nada “normal”. Trabaja desde casa, se acuesta a horas intempestivas, y lo más importante para su incompresión: nadie entiende lo que hace (en el caso que más conozco de emprendedores de proyectos de internet). No tiene un trabajo normal. No se va todos los días a hacer algo que todo el mundo sabe qué es.

Y es que últimamente me cuesta mucho trabajo explicarle a amigos y familiares en qué consiste mi trabajo y por qué es posible un modelo de negocio en la red.

Cuando bajé unos días a Jaén y mi madre me veía en el despacho o en el sofá con el portatil no se podía creer que con eso me estuviera ganando la vida. Algunos amigos cuando les comento lo que es una bitácora y qué es Bitacoras.com lo entienden pero siguen poniendo cara rara… Y sobre todo la pregunta qué todo el mundo siempre hace: ¿y cómo se puede ganar dinero con internet?

Me imagino que es sólo cuestión de tiempo y adaptación por parte de la sociedad en general lo que hace falta para que la gente que trabajamos en este sector no seamos vistos como unos bichos raros y no nos sintamos a veces tan solos.

Para terminar, y aunque sea una campaña de publicidad, recomiendo que veáis este video (sobre todo los primeros minutos):

Anterior

Por fin estadísticas en Flickr

Siguiente

La fuerza de la red

  1. Gracias, Raúl, por la mención.
    Lamento decirte que creo que pasarán muchos años antes de que el emprendedor de internet se vea como un bicho raro. Hace más de 7-8 años que todo sigue igual en este aspecto 🙁
    En cuanto a la CAN, estupendo vídeo. Lo están haciendo muy bien, desde luego.

  2. Si, creo que es un interesante punto de vista, pero más que nada la idea de no poder expresar nuestro trabajo no termina ahí, creo que lo realmente difícil es tratar de hacer que la gente llegue a comprender lo que hacemos, porque por más explicaciones que uno da, parece que menos nos entienden…

    Al menos eso me ha pasado a mi…
    Ahora procuro no preocuparme mucho, explico mi trabajo como el de cualquier otro, solamente menciono que es más demandante de tiempo, más duro que cualquier otro trabajo y sobre todo más divertido…

    Saludos Jasp… 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén