Categorías
Internet

Utilidades de Twitter

Twitter es una aplicación web que con escasos meses de existencia ha revolucionado la forma en que los usuarios se comunican a través de a red y sus teléfonos móviles. Ya he hablado con anterioridad de esta herramienta que utilizo con frecuencia.

Su filosofía inicial es que cada usuario cuente, en 140 caracteres y a modo de sms, lo que está haciendo en cada momento. Esta sencilla explicación no resulta exenta sin embargo de muchas críticas siendo la principal la de ser el emblema del vouyerismo digitalizado.

Creo que a todos nos ha pasado que al intentar explicar lo que es Twitter a personas que no utlizan mucho la red, o incluso a usuarios básicos, nos hemos sentido ridículos… ¿no es twitter una forma de perder el tiempo? Puede serlo.

Yo siempre he dicho que Twitter en si mismo es una idea bastante simplona, pero realmente cobra importancia y utilidad a medida que es usado cada vez más por millones de usuarios de todo el mundo. O acaso no ocurría esto con la página del millón de dólares. Una idea tan simple, irracional y descabellada que sin embargo resultó ser sencillamente genial a medida que la idea se propagó por millones de internautas de todo el mundo.

He leído un artículo de Juan Freire en Soitu.es titulado «Twitter: ¿microblogging o realidad aumentada?» donde también trata este tema y cita un post de Dan York sobre ddiversos usos de Twitter más allá que el inicia «what are you doing?» y que me parecen muy acertados:

      Como una fuente de noticias, tanto porque es utilizado por numerosos medios (BBC News o El País, por ejemplo) para actualizar sus titulares como porque en muchas ocasiones son los propios usuarios los primeros en dar una noticia.
      Como una red de conocimiento, en el sentido de dar acceso a una red de usuarios a los que puedo consultar cuestiones y obtener respuestas muy rápidas.
      Como un ‘virtual water cooler’, o dicho de otra forma, como una vía para eliminar tensiones, especialmente en entornos de oficina, dado que permite distraer la atención por unos instantes.
      Como una forma de estar al día con los amigos, independientemente de la distancia geográfica que nos separe. Es mucho más rápido y familiar que un sitio web tradicional o, incluso, un blog.
      Como diario de viaje. Curiosamente, mientras algunos usuarios utilizan preferentemente Twitter cuando se encuentran en la oficina, otros lo hacen en mayor medida cuando se encuentran de viaje (con más tiempos muertos y, normalmente, con un teléfono móvil a mano).
      Para el seguimiento de las conferencias. Twitter se está convirtiendo casi en un estándar para seguir cualquier evento relacionado de algún modo con la tecnología. Siempre suelen estar presentes varios usuarios de Twitter que narran en tiempo real las ponencias y los debates en píldoras de menos de 140 caracteres. De hecho, puede que Twitter esté reemplazando a los blogs en esta función (quedando estos últimos para desarrollar resúmenes más documentados reflexivos posteriormente al evento).
      Como una herramienta de relaciones públicas y marketing. Twitter permite ‘informar’ acerca de tus reuniones con conocidos, de los eventos a los que te invitan, o de tus relaciones sociales. Muchos usuarios utilizan intensamente estas opciones. Por supuesto, no es habitual que se reconozca que el objetivo prioritario de este uso es crear una imagen de marca personal o de empresa, pero sea o no éste el objetivo, el efecto es evidente.
      Como una herramienta de aprendizaje. Como un efecto secundario del resto de usos y de un modo difuso y no planificado, Twitter va proporcionando dosis de información sobre temas poco conocidos y, en muchas ocasiones, abre nuevas vías de aprendizaje (por supuesto, siempre que el usuario inicie una investigación más profunda, normalmente fuera de Twitter, sobre los temas que les sugieren sus amigos).
      Como divertimento. Sin otro objetivo que pasar un rato divertido con los amigos. No necesita demasiada explicación. Algo similar sucede en las redes sociales analógicas.
      Como una lección diaria de humildad (y brevedad). Parte del éxito de Twitter se basa en que obliga a la brevedad, pero este puede ser también uno de los principales retos a los que enfrenta a sus usuarios, en buena parte bloggers acostumbrados a escribir textos mucho más largos. Los 140 caracteres de Twitter obligan a sintetizar el mensaje y hacerlo claro y atractivo.

Así pues. Estamos ante el nuevo chat del siglo XXI. Un arma de comunicación masiva, que bien aprovechada, puede dar mucho de si. Nos vemos en twitter.

Por Jasp

Consultor y formador TIC, especializado en marketing y comunicación online, formación y consultoría tecnológica, blogs, redes sociales, gobierno abierto y estrategias digitales en el ámbito empresarial y político. Mantengo esta bitácora desde enero de 2004. Más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *