Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

El poder de una blogger

Desde hace tiempo venimos siguiendo con interés en Bitacoras.com el caso de Yoaní Sánchez, una blogger cubana que escribe como los ángeles pero que es como un demonio para las autoridades de su páis que son conscientes de la influencia de Yoaní en la red.

No en vano, ha sido reconocida por la revista Time, como una de las 100 personas más importantes del mundo por su valentía a la hora de saber comunicar desde su bitácora las difíciles condiciones de los jóvenes de un país donde la libertad de opinión brilla por su ausencia. Pero los reconocimientos no se quedan aquí. Recientemente ha sido galardonada con un Premio Ortega y Gasset que Yoaní debía recoger este miércoles en Madrid.

Y digo debía, porque el gobierno de Castro se lo está poniendo muy difícil para abandonar la isla. La noticia está cobrando tal envergadura que algunos medios como elpais.com la han colocado en portada. Creo que es la primera vez que ocurre esto:

Yoaní Sánchez en Elpais.com

Decenas de blogs también están apoyando a Yoaní, que se ha convertido estandarte de periodismo ciudadano y ejemplo claro del poder que pueden llegar a tener los blogs.

Anterior

Smoke on the water versión nipona

Siguiente

Lanzamos el nuevo Top Bitacoras.com

3 Comentarios

  1. JJ

    Pues mira, hasta en Cuba tienen los bloggers más influencia que aquí…

  2. Tremendo lo de Yoani. Mañana le dedico un post de apoyo.

  3. Nadie importante

    Yoani Sanchez

    El colmo del descaro. Una de las personas galardonadas este año con el Premio Ortega y Gasset, creado en 1984 por el diario El Pais y que concede el grupo derechista Prisa, ha sido la ‘bloguera’ cubana Yoani Sánchez. El jurado compuesto, entre otros, por José Luis Cebrián y Fernando Savater, ha reconocido la sagacidad con la que Yoani sortea las limitaciones a la libertad de expresión en Cuba. Esa sagacidad consiste en que la chica escribe en casa, y luego envía sus disquisiciones, conectándose desde un cibercafé público, lo que pone en duda la limitación absoluta de libertad de expresión.

    El caso es que, esa cubana permite que sus desabridos comentarios se publiquen en una página Web dirigida por Aldo Rosado Tuero un terrorista confeso, que se jacta de haber dedicado su vida a luchar con las armas contra el Gobierno cubano y el ‘comunismo internacional’. Además, en esa página se hacen listas negras, se instiga a la violencia y la caza de brujas. Cebrián y Sabater, se declaran enemigos del terrorismo y amigos de la paz, pero le van a regalar miles de euros a Yoani Sánchez, una chica que coquetea con terroristas. ¿Será porque existen terroristas buenos y terroristas malos?

    Fuente:argenpress.info

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén