Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

Mucho mirar y poco comprar

El Adelanto de Salamanca

Creo que nunca antes había visto una foto tan grande en portada de un periódico provincial. Corría el verano del año 2000 cuando mis padres fueron junto con mi hermano David, de vacaciones por algunas ciudades de Castilla León. La primera que visitaron fue Salamanca.

Estuvieron cerca de cinco días. Los tres primeros mi madre se dedicó a comprar como una descosida. Así hasta que al cuarto mi padre le dijo el ya clásico: «Mila por Diossss, ya está bien. Ya no se compra más que vas a acabar con el presupuesto de las vacaciones…»

Fue entonces, ese preciso día, cuando la cámara del foto-periodista decidió que había encontrado a las presas perfectas para ilustrar su noticia: los comerciantes salmantinos se quejaban de que el turismo ya no gastaba tanto como antes en sus tiendas. Desde luego, no sería por mi madre,… aunque parezca que en la foto se le vayan a salir las bolillas de los ojos.

Otras historias asombrosas en mi familia:

Anterior

Hoy comemos espaguetis

Siguiente

Constancia

  1. Jajaja, eso está al lado de mi universidad!

  2. Aquella entrada del testimonio impresionante me hizo reír TANTO x)

    Vaya coincidencia lo de la foto en portada, ¿no? ^^

  3. Pues si se dedicó a hacer compras en Salamanca, tendréis la casa llena de ranas de la USAL 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén