Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

La importancia de un buen descanso

El título suena a eslogan, pero es una realidad para mi espalda y por supuesto, la de Wendy. Llevamos ya unos meses en los que una serie de pinchos en nuestro colchón estratégica y cuidadosamente situados, nos dan los buenos días cada mañana. Así que por fin ayer y previa consulta e información en la Red, nos fuimos a eso que todo buen español debería regalarse un día al año: probar colchones.

Finalmente y aprovechando la operación “Renove” (si, si, como los coches), nos decantamos por un modelo Dicon, como el que véis en la imagen:

Nuestro nuevo colchón

Ya había dormido un par de veces en estos colchones de viscolatex y HR y la verdad es que son una gozada, sobre todo si se les acompaña de una buena almohada. En cualquier caso, esto no quita, que siga pensando que a diferencia de muchos otros aparatos, artilugios que nos rodean en nuestra vida cotidiana y que se han desarrollado y modernizado con el paso del tiempo, creo que la cama prácticamente no ha evolucionado apenas en miles de años. Y ojo, que esto no es una tontería cuando se trata del lugar en el que de media, cualquier humano pasa un tercio de su vida.

Pensad en un coche, en una televisión, cómo eran antes y cómo son ahora: un coche tiene climatizador, elevalunas eléctricos, conexión para ipod, navegador GPS, y los hay hasta descapotables…

¿Pero el catre? El catre sigue siendo el mismo desde hace siglos. O acaso vosotros no hacéis la cama cada mañana. ¿Para cuándo la cama que se haga sola?, ¿para cuándo una cama con climatizador que no necesite sábanas o mantas?, ¿Para cuándo la cama con música que automáticamente pinche la lista “love” de Spotify en situaciónes “románticas”?

Señores fabricantes de camas, un poquito de por favor.

Anterior

Vídeo de mi participación en Iniciador Galicia

Siguiente

Tabla de velocidades y sanciones de la nueva Ley de Seguridad Vial

9 Comentarios

  1. Pues la verdad es que no me había planteado eso. Las camas casi que no han evolucionado. Han mejorado su comodidad pero no tienen funcionalidades nuevas que las hagan diferentes de las de hace 1000 años.

    Ahora vuelvo, que voy a ver si invento algo así y me forro. Un momento eh?

  2. Considerando 7 horas de media en el catre y una persona de 80 años de vida, son mas o menos 24 años de tu vida sobando.

    Asi, como dices es algo MUY importante y que sea lo mas comodo posible ^_^

    Y si los colchones twitteasen … de la cantidad de cosas que descubririamos xDDDD

  3. M.C.

    Tendré que probar el colchón. Ya por desear, podían inventar un colchón que te hiciese soñar con lo que tu quieras.

  4. puripi

    De acuerdo q lo de la cama queda por mejorar,pero podian iventar otra q aliviviara dplores reumaticos,suprimir ronquidos y hasta el insomnio.se puede proponer

  5. Mila

    Ten cuidado Raulete que con tanta comodidad y relax, por las noches la cama te puede hacer la pregunta que te hacía cuando eras chiquitillo ¿recuedas?….De todas formas me alegro un montón que invirtáis en salud, y no te preocupes que muy pronto , las camas vendrán con enchufes en los lados y preparadas para las nuevas tecnologías.

  6. ¿Qué pregunta era?

  7. Pues vas a tener razón… a lo máximo que se ha llegado es a la manta eléctrica…

    Carpe Diem

  8. No había pensado yo en esto, y que razón tienes, yo me apunto a la cama que se haga sola descarado. Saludos

  9. He tenido un dejà vú y he recordado el post de Hernan Casciari acerca de lo poco que han evolucionado las camas

    http://orsai.es/2008/01/minimos_avances_en_la_cama.php

    Disfruten (¡con o sin viscolátex!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén