Personal

Ouchh!

esguince

No es que esté orgulloso de mi primer esguince de tobillo. Más bien todo lo contrario porque encima que uno se anima a hacer un poco de deporte para ponerse en forma y bajar unos kilitos, te ocurren estas cosas.

Y no es que fuera mi primer día, llevo ya unas cuantas semanas jugando al padel con el primo de Wendy. Me gusta mucho y me relajo un montón, tanto que ayer decidí apoyar todo mi cuerpo encima del tobillo. Gracias a Dios no hay nada roto y la cosa se ha quedado en un sustito doloroso y reposo unos días. De paso, Wendy me prepara unas comidas riquíiiiisimas :)___

Consultor y formador TIC, especializado en marketing y comunicación online, formación y consultoría tecnológica, blogs, redes sociales, gobierno abierto y estrategias digitales en el ámbito empresarial y político. Mantengo esta bitácora desde enero de 2004. Más información.

6 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *