Una de las primeras cosas que hice a los pocos meses de conocer a Wendy fue dejar de fumar y creo que con el tiempo, mi salud y la de los que me rodean, lo han agradecido. Las terribles consecuencias del tabaco son una de las causas de muerte más comunes entre la población. Creo que no hace falta que yo lo diga. Ya lo dicen los medios, incluso las propias cajetillas de tabaco.

Parece que 20 cajetillas tampoco son tanto, ¿verdad?… 400 cigarrillos se los fuma cualquier fumador habitual en 3 semanas. Pero, ¿qué ocurre si aceleramos el proceso y en un video vemos el veneno que contienen esos 20 paquetes de tabaco? Esperad a ver el final de este vídeo y haced las cuentas vosotros mismos…

Que conste que me gusta respetar a los fumadores y sé que cada uno es libre de hacer lo que quiera. Pero muchas veces creo que también es importante que luchemos un poco por los que más queremos y por eso esta anotación está especialmente dedicada a mis padres y mis tíos, para que definitivamente den el paso de abandonar el tabaco.

Yo sé que es difícil, que debe costar mucho cuando llevas tanto tiempo fumando y que hay ocasiones en las que te lo pide el cuerpo, pero si piensas todos los beneficios para la salud y para el bolsillo que tiene una persona no fumadora, merece la pena intentarlo.

Aunque hay muchos métodos, fórmulas y consejos para dejar de fumar, creo que para la gente que lleva mucho tiempo haciéndolo, lo mejor es pedir ayuda y apoyo a un médico. Me consta que muchos centros de salud ya incluyen en sus programas, sesiones semanales para esto con buenos profesionales capacitados para este fin.

Por eso me ha gustado mucho la iniciativa “Serious Quitters“, una web donde se conciencia a la sociedad de la importancia de dejar de fumar a través de divertidos juegos. También tienen una aplicación en Facebook y los juegos se pueden compartir e integrar en un blog. ¿Os apetece echar una partidita? Para jugar tan sólo utiliza los cursores de movimiento de tu teclado para desplazarte (flechitas) y la tecla control para disparar… Buena suerte y ánimo a todos los que quieran dejar el vicio. Ya sabes que si quieres, puedes.