La publicidad llega también al mundo perruno.

Cuando tu can vea este anuncio, no va a parar de ladrar hasta que le pongas en el plato esta “deliciosa comida” de la empresa Pedigree y que le hace relamerse y quedarse medio alucinado. Pedigree viene hacer con nuestras mascotas, lo que MacDonalds con nuestros hijos. Las marcas saben darnos donde más nos duele…

Por cierto el vídeo está grabado en slow motion y lo encontré a través de Menéame