Lo que comenzó en 1969 con la unión de cuatro nodos, hoy se ha convertdo en la interconexión de miles de millones de sistemas y equipos informáticos alrededor de todo el mundo. Pero lo más importante, es que detrás de este universo de impulsos electrónicos, existen personas. Son las personas las que mueven Internet y constituyen el auténtco corazón que lo bombea estableciendo lazos entre el mundo físico y digital.

Sobre estas líneas podéis ver una actualizada edición de uno de esos vídeos que demuestran, con datos, la auténtica y emocionante revolución que estamos viviendo.

Vía | Rosaura Ochoa y un chivatazo de Rafa Osuna en Google Reader.