Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

Vivito y coleando

Casi dos semanas sin publicar en un blog que acostumbra a actualizar casi diariamente, es mucho tiempo. Pero no penséis que me ha tragado un agujero negro. La razón de este abandono temporal en mi actividad bloguera es la intensidad vivida estos días a nivel laboral, con varios viajes, eventos y reuniones.

Prometo volver a escribir líneas en este diario que tantas satisfacciones me da. Mientras tanto, os dejo con esta “putada” que le hicieron a un pobre americano en un programa de televisión. No tiene desperdicio:

Se trata de un programa de cámaras ocultas en el que asustan a la víctima. Pero no son los típicos sustos de ahora me escondo y ahora te asusto, no, se curran mucho las bromas y la reacción del chico lo demuestra.

La historia consiste en que el pobre infeliz trabajará de canguro con una niña cuya hermana murió electrocutada. La madre se pira no sin antes avisarle de que la pequeña está un poco traumada y de vez en cuando habla con su difunta compañera de juegos. El resto os lo podéis imaginar.

Vía | Bitacoras.com

Anterior

Receta para una fiesta perfecta: Arde Lucus 2010

Siguiente

El tío más feliz del mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén