Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

El amor en tiempos de Facebook

“Mmmm, ¡¡¿le has mandado un mensaje privado, has escrito en su muro, le has hablado por el chat y no te contesta?!! ¿Y encima le has mandado tablas para su establo de Farm Ville y nada? Tía, ¡pasa de él!”. Extracto de conversación entre dos niñas de quince años Blackberry en mano… Parecen estar tan notablemente afectadas que incluso han llegado a pensar en su suicidio social: quitarse la App de Facebook de su Smartphone. Respiran, actualizan su estado: “Con @xxxxx, pensando qué hacer con nuestra vida”. Al segundo aparecen un montón de notificaciones en sus Facebook. Su grupito de amigas sale al rescate. 15 respuestas a su estado, sólo 2 “Me gusta”. Él culpable de los males no aparece por ninguna parte, seguramente las habrá bloqueado y no aparecen en su muro. Vamos, como si no existieran.

Y es que la vida para nosotros era muchísimo más difícil. Antes, para saber con quién hablaba, con quién ligaba o qué estaba haciendo tu objeto de deseo, tenías que llegar a tal nivel de paranoia espiatoria que al final se te acababan rifando en la CIA. Ahora todo es más fácil. Véte a su muro. Que quieres saber con quién ligó el fin de semana pasado: pásate un lunes por su perfil y como encuentres la frase “Fulanito y Menganita son ahora amigos…” ahí lo tienes. Además, puedes incluso pulsar en el nombre de Menganita y, si no es muy amante de su privacidad, saber si estudia o trabaja, qué edad tiene, dónde vive, soltera o casada… ¡Y encima podrás ponerle hasta cara! Preocúpate si esa semana comenta y pone muchos “me gusta” a sus estados. Flirteo facebuquero en estado puro. Antes, para conseguir esto tenías que, por lo menos, sobornar a cinco de sus amigos, esperar a que se durmiera para indagar en su subconsciente, secuestrar a su perro, pinchar su móvil… Vamos, un jaleo…

Cualquier parecido con la realidad, es pura coincidencia. Os recomiendo leer el artículo completo en Periodistas Hoy.

Vía | Bitacoras.com

Anterior

La propuesta de Rajoy sobre el empleo juvenil

Siguiente

Barcelona, de un vistazo

5 Comentarios

  1. Tienes toda la razón, esta generación y las siguientes estarán todavía mas inmersas en la tecnología , el hablar cara a cara y dialogar se está perdiendo poco a poco, es decir , la sociedad se está corrompiendo.

    Un saludo
    Enrique Robles

  2. Buen blog, felicito al webmaster , no conocía este blog ahora mismo lo añado a favoritos.

    Un saludo
    Manuel García

  3. That’s way the bestest asnwre so far!

  4. El amor en tiempos de Facebook http://t.co/deGtC1QsdG vía @jasp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén