Fundación CEL, un gran aliado para empresarios y emprendedores de Lugo

Algunas personas tienen la extraña creencia de que por vivir en una ciudad pequeña, lejos de grandes capitales o centros industriales y de servicios, existen menos oportunidades, recursos o ayudas a la hora de lanzar una empresa o montar un negocio.

Nada más lejos de la realidad. Teniendo en cuenta que estamos en un mundo cada vez más móvil, global y digital, es importante tener claro, que a día de hoy se puede emprender y llevar a cabo grandes proyectos desde cualquier lugar del mundo. Lo más importante para conseguirlo son las ideas, las personas y desde luego la ambición para construir y trabajar. Pero si además de eso, tenemos la oportunidad de contar con el asesoramiento de profesionales acostumbrados a orientar a la gente que comienza, tendremos todos los ingredientes para una estupenda receta.

En el caso de una provincia como Lugo, y durante los más de diez años que llevo viviendo aquí, he tenido la suerte de conocer de primera mano, la gran labor que en este sentido se hace desde la Fundación CEL, una entidad que respalda proyectos empresariales desde sus inicios hasta su consolidación y que ofrece a los jóvenes emprendedores que comienzan toda una serie de servicios que van desde el asesoramiento técnico en los trámites de la creación de su empresa, hasta el asesoramiento en materia fiscal, laboral, mercantil, ayudas, subvenciones, financiación, etc., pasando por el tutelaje necesario para elaborar un plan de empresa.

Todo ello con el objetivo final de que las ideas innovadoras puedan convertirse en empresas solventes y con garantías de supervivencia y bajo el acompañamiento de un estupendo equipo técnico y de gestión y dirección al cual conozco en primera persona, y con el cual tengo el gusto de colaborar profesionalmente de forma habitual.

Además de esta función “asesora”, la Fundación CEL cuenta en sus instalaciones con un estupendo vivero de empresas para que los emprendedores que están empezando cuenten con espacios físicos para la localización de sus iniciativas empresariales. En la foto que encabeza el artículo podéis ver una de las oficinas disponibles con bonitas vistas a la ribera del Miño.

Para terminar, el asesoramiento de la Fundación CEL no se limita al ámbito físico, sino que también mantienen una intensa comunicación a través de su página y redes sociales como Twitter o Facebook. Desde hace unos meses, además, y en colaboración con otra entidad como la CEL, han lanzado un interesante blog para emprendedores y empresarios de Lugo con todo tipo de consejos y claves al que os animo a que os suscribáis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *