Documental sobre el movimiento 15-M de los «indignados»

#SpanishRevolution, documentary about the indignant 15M movement from Lainformacioncom on Vimeo.

Cada vez que recibo un correo electrónico de Vimeo, avisándome de que Adriano Morán acaba de publicar un nuevo vídeo, se me estremece el corazón. Ocurre porque este pedazo de periodista al que tengo el gusto de conocer desde hace mucho tiempo, tiene dos valores fundamentales a la hora de contar al mundo lo que está pasando: sensibilidad y conocimiento.

Parece sencillo pero estos dos ingredientes hacen que cada uno de los reportajes -principalmente en vídeo- que ha firmado en los diferentes medios en los que ha trabajado, conecten fuertemente con el público y aporten una dosis sentimental que se estaba perdiendo en los tiempos que corren.

Como ejemplo, el documental que véis sobre estas líneas, realizado para lainformacion.com y en el que también intervienen otros periodistas y profesionales del sector que sería poco ético obviar. Hasta ahora, las principales noticias y trabajos que se han publicado al repecto del movimiento 15-M, cojeaban por muchas patas: demasiado coartados por la dirección del medio correspondiente, poco conocedores de la verdadera problemática y orígenes de la revolución, irremediablemente asépticos…

Por eso, cuando uno ve un vídeo como este, tan informativo como artístico, pero además sin pelos en la lengua, bien documentado y explicando los comienzos y evolución del movimiento, siente que aún hay hay esperanza en un periodismo trangresor, nativo digital, capaz de contar al mundo lo que está pasando sin nadie en el medio, y con la red y las nuevas tecnologías por bandera. Siente que hay futuro.

La primera auténtica jornada de reflexión de la democracia española


Foto | Elpais.com

En torno a la influencia de la red en la sociedad, decía la última tesis del Manifiesto Cluetrain hace 11 años:

«Estamos despertando y conectándonos. Estamos observando. Pero no estamos esperando»…

Y así ha sido. Internet permite que el ser humano se comunique e influya en el resto como nunca antes lo había hecho, directamente, de tú a tú, sin nadie en el medio. Poco a poco la sociedad va asimilando en todos sus niveles lo que esto representa.

El catálogo de ejemplos que acreditan lo que el manifiesto Cluetrain ya profetizaba hace una década es interminable. Asistimos a ellos prácticamente cada semana, en muchos rincones del mundo… y ahora, una vez más ha tocado en España.

Y digo una vez más porque no es la primera vez que políticos, y en especial periodistas, se asombran ante el poder de movilización e información ciudadana que otorga la red. Tras los terribles atentados del 11M de 2004 y el correspondiente intento de manipulación política, los blogs se alzaron como la voz del pueblo, publicando información fiel y actualizada de los acontecimientos y dejando en evidencia a muchos medios que hasta ese momento les habían dado la espalda. El 11M marcó un antes y un después. Se crearon miles de nuevos blogs, la sociedad empezó a consumir la información que generaban y los medios otorgaron tal respeto a estos nuevos diarios electrónicos que acabarían por integrarse sin condiciones en sus plataformas.

Ahora, siete años más tarde la historia se repite. Las mismas personas enfadadas por motivos políticos se organizan y movilizan a través de los medios sociales para mostrar su rechazo a un sistema que consideran consideramos atascado por una serie de políticos y banqueros corruptos a los que esta nueva realidad ha pillado por sorpresa. Ya nada volverá a ser igual. Ya no es posible maquillar la verdad.

Por primera vez en la historia de este país, la paradójica jornada de reflexión adquiere su verdadero valor. Nunca antes se había hablado tanto de política, de cambios, de necesidades y de propuestas como durante estos días. Un golpe de aire fresco para una democracia que parece que se ha levantado de su silla para mirar a ver si estamos todos.

La movilización es el mensaje, y como efectivamente comenta mi buen amigo Perdomo, «más allá de las propuestas concretas, colaterales, el mensaje es que existe un canal que favorece la participación ciudadana en la esfera pública, la movilización permanente, un invento del siglo veintiuno. Los jóvenes españoles pueden lamentarse hoy de estar sin medios por partida doble, pero lo harán a través de un juguete nuevo y poderoso».

Esa es la reflexión para un día como hoy. La reflexión que necesitamos todos, desde el último hasta el primer habitante de este país.

Os dejo con este impresionante vídeo del momento vivido a las 12.00 de la noche y grabado por Noelia Vera: