• Personal,  Viajes

    Un día muy especial

    Wendy y yo nunca celebramos el día de San Valentín. Pensamos que tenemos 365 días al año y 24 horas al día para demostrarnos mutuamente por qué somos especiales el uno para el otro y por qué nuestras vidas son como un cuento de Nunca Jamás. Pero hay días en los que viene todo especialmente rodado, como ayer, precisamente 14 de febrero, cuando Galicia nos regaló un día azul y radiante, inusual para estas fechas, pero muy apropiado para los enamorados. No nos pudimos resistir a disfrutarlo. Ya tempranito y sin esperarlo, un mensajero se encargó de entregarme una camiseta que recuerda que yo sí encontré el amor por internet.…