• Cine

    Avatar, orgasmos visuales

    Realmente no se me ocurren mejores términos para calificar «Avatar», la última película de James Cameron. Ayer por la noche fui a verla con Wendy, en 3D (resulta imprescindible verla de esta forma). Se trata de un auténtico espectáculo audiovisual que mantiene al espectador casi sin pegar ojo de la pantalla durante cerca de tres horas. El director de Titanic y Terminator, ha conseguido por fin llevar a la gran pantalla la historia que hace años escribió y que sitúa a la egoísta civilización humana en Pandora, un planeta lejano que quiere colonizar y en el que habitan unos particulares seres humanoídes con un profuso amor y uníon con la…