Con mucho acento (y con orgullo)

Para los que somos del sur, pero no vivimos en el sur. Y seguimos manteniendo con orgullo el acento aunque pasen los años, este anuncio es uno de los regalos más grandes que nos ha hecho el marketing. Gracias Cruzcampo. El acento es nuestro tesoro, no lo perdamos nunca. 

La campaña es una genialidad de los buenos amigos de la agencia Ogilvy.

Orgullo andaluz, según Cruzcampo

Aunque me duela decirlo, porque soy andaluz a más no poder, el anuncio que véis sobre estas líneas hubiese sido una genialidad si no fuera por dos detalles que le restan mucho valor y que ponen en cuestión las habilidades creativas de los publicitarios de Cruzcampo:

1. Se trata de una plagio (casi más que una adaptación) de un anuncio que triunfó hace unos años en Galicia, promovido por supermercados Gadis y que tuvo tanto éxito que ya se han hecho nuevas versiones.
2. No tiene sentido que el narrador hable un perfecto castellano cuando precisamente lo que se está destacando es la idiosincrasia andaluza; nuestro arte, nuestras costumbres, nuestra gastronomía y nuestro habla.

En definitiva, un ejemplo publicitario de buena idea, mal implementada ;(