Graciñas

Mis hermanos David y Manuel, mi cuñailla Sonia y sus amigos, que también nuestros, Sergio, Jose, Merche, Victor y Ana, cumplieron su promesa de venir a Galicia y esta semana han estado disfrutando de las cosas buenas del norte, haciéndonos de paso sonreir mucho y pasar cortos, pero intensos momentos. Vinieron ocho y se vuelven nueve, con un compañero muy juguetón al que seguro sabrán cuidar.

En la playa de las catedrales

Nos hubiese gustado estar más tiempo con vosotros chicos, pero ya sabéis que entre el trabajo y lo que pasó, nos fue imposible. Aún así, muchísimas gracias por la visita. Ya pensamos en la siguiente.