Un día después del #8M

Un día después del #8M ninguna conciencia debería ser diferente a la agitada ayer. Ni hoy, ni mañana, ni pasado… ni mucho después.

El movimiento es imparable y creo que la consecución de la igualdad radica en dos claves: LUCHA CONSTANTE y EDUCACIÓN.

Lucha constante para que entre todas y todos consigamos alejar a cada momento, con cada pequeño gesto, los valores machistas que inundan por desgracia la sociedad.

Y educación, sobre todo con los más pequeños, nuestras pequeñas esponjas que deben crecer con un concepto de igualdad y libertad plena que hará que esas mismas mujeres y hombres del futuro ya no tengan que preocuparse nunca más por llevar a cabo reivindicaciones como esta.