Dicen que sólo los niños y los borrachos dicen la verdad y también dicen que cuando uno está chispaete tiende a cometer locuras… así que, sea cual sea el caso, y para evitar arrepentimientos posteriores el gestor de correo online más famoso y utilizado del mundo, el poderoso GMail ha incluido una funcionalidad en su laboratorio de pruebas, para asegurarse de que cuando envías un correo lo hagas más fresquito que un clavel.

Una especie de alcoholímetro virtual que te hace pasar una serie de pruebas para comprobar tu estado de lucidez y permitirte el envío de correos:

Mail Goggles, o Contención de correo en la versión en español, es una opción que puedes activar para que, cada vez que quieras enviar un email en unas horas prefijadas, te haga entre una y cinco preguntas de matemática básica. Si no las consigues responder en menos de un minuto, o te toma como un borracho o te toma como alguien de letras, de todas formas Google te recomienda agua y cama para despejarte. Por defecto está activado para viernes y sábados de diez a cuatro de la mañana, pero el horario es completamente personalizable. [Fuente]

Ya véis, así va el mundo.