Curar con cariño: David y Dune

Enorme alegría y orgullo he sentido al ver en la portada de diario Ideal a mi sobrina Dune, la perra de mi hermano David, un animal tan deliciosamente cariñoso como responsable en su trabajo, ya que Dune está especialmente adiestrada para ayudar en terapias a muchos enfermos como los que sufren algún tipo de daño cerebral.

El reportaje, firmado por J.E. Poveda, explica como se desarrolla cada una de las sesiones en las que intervienen Dune, Golden Retriever de 2 años y David Ordóñez, adiestrador canino, responsable de la delegación de EDUCAN en Jaén y especialista en este tipo de terapias asistidas por perros. Aquí tenéis a ambos en acción en la asociación ADACEA de Jaén:

‘Dune’ es una perrita educada. No sólo porque lleva dos años de entrenamiento diario con David en Educán para ser útil en las terapias. Cuando entra, saluda a todo el mundo. Uno a uno, se para a los pies de los ocho pacientes, que la acarician y la saludan. Para una persona con daño cerebral grave, puede ser un ejercicio complicado: coordinar los movimientos, alargar las manos para pasarlas por el lomo o la testuz del animal. Si la movilidad está demasiado reducida, la perra se encarama con sus patas delanteras sobre las piernas del paciente, y se pone a su alcance. Para otros el esfuerzo es hablarle. Junto a David, tres auxiliares los animan. «Dile que está guapa hoy, dile que te alegras de verla», animan. En la segunda pasada, no bastará con hablarle y acariciarla. Además tendrán que cepillarla.

Os invito a leer el reportaje completo: La asociación de daño cerebral ofrece terapias asistidas con una perra en Jaén

Entrevista a Enrique Ordóñez, finalista de El Aprendiz: «Se cometieron muchas irregularidades durante el programa»

Enrique Ordóñez

Hace ya unas semanas que terminó «El Aprendiz», un programa de La Sexta en el que, como os había comentado, participó mi primo Enrique Ordóñez.

La fórmula elegida tenía, a priori, interesantes ingredientes para convertirlo en un éxito de la temporada: 16 jóvenes con formación, talento, iniciativa, idiomas y cualidades para competir y triunfar en el mundo de los negocios, convivirían en una casa durante tres meses, realizando todo tipo de pruebas empresariales, bajo la atenta batuta del ínclito Lluis Bassat, uno de los publicitarios más conocidos del mundo. El premio para el ganador consistiría en un contrato de un año dentro de la empresa del señor Bassat con un sueldo de seis dígitos.

Su homólogo y antecesor norteamericano arrasó en audiencia durante varios años en la cadena NBC. Sin embargo, la primera edición española de «El Aprendiz» impulsada por la cadena La Sexta no consiguió la cuota de pantalla esperada y muy pronto fue desterrado por sus dirigentes a un horario indecente dentro de la parrilla televisiva. El programa, aún así, se emitió al completo pero no ha estado exento de polémica. Muchos de sus participantes han denunciado irregularidades y manipulaciones por parte de la producción del programa. Lo peor, es que a día de hoy, el ganador sigue sin premio.

He querido que Quique nos contara como vivió todo este proceso desde dentro y que nos confirme qué hay de cierto en torno a todas las incógnitas que rodean al programa. Atención, porque hay algunas respuestas que no tienen desperdicio:

Continuar leyendo «Entrevista a Enrique Ordóñez, finalista de El Aprendiz: «Se cometieron muchas irregularidades durante el programa»»