Por motivos familiares siempre he mantenido una especial relación con el mundo de la hostelería y la restauración. Mi padre, ahora ya jubilado, dedicó toda su vida a este sector, regentando primero un negocio propio y desarrollando después una prolífica carrera profesional en el Parador de Jaén. Mi hermano Manuel sigue ahora sus pasos y desde hace aproximadamente diez años trabaja también entre cartas y fogones.

Quizá por eso valoro especialmente a las personas que deciden destinar su futuro profesional a este ámbito y, con esta premisa, asistí el jueves pasado a la jornada “Formados e Profesionais” que tuvo lugar en el IES San Xillao de Lugo.

Leer más